Fragmento novela … suen-o

El otro día soñé que había un norte, sur, este y oeste, todas las direcciones eran rotundas y aterradoras, menos mal eran distintas.

Desperté angustiado aquel día y miraba mis manos como para contarme los dedos, de pronto había algo fantástico y arbitrario en mis diez dedos, como si hubiese metido reversa a toda nuestra historia decimal a propósito de un error divino que determinó aquella realidad ridícula, innecesaria. Luego volví en mi y pude soportar el arriba y el abajo… No sé cómo suena, no sé porque te confieso esto, sabiendo que me miras con desconfianza.

Lector, eres la sociedad que me exige y me comprime contra mis palabras, pero también eres la posibilidad de encontrarte, de salir de paseo y estar tranquilo con mis hojas.

Aunque suelo ser mal agradecido me siento afortunado de vivir cerca del parque, en verdad no se qué haría sin él. Me gusta caminar en silencio recogiendo las hojas pero también me gusta observar otras personas, de algún modo hago amistad a menudo pero siempre a distancia, me abruma la idea de tener una conversación trivial, sobre lo que hago, si estudio o quién soy, tal vez no sea tan duro pero recuerdo que cuando éramos  niños era más fácil, simplemente jugábamos, hoy, a mis 20 años uno comienza a preguntar cosas, se supone que hay cosas importantes y sin embargo tan tremendamente uniformes, eso me asusta, la sola idea de responder a esas preguntas me da nauseas, pero no pierdo la esperanza en poder comunicarme, ni siquiera es necesario hablar, si tengo suerte podré mirarla a los ojos, abrir su mano y entregarle una hoja y que no baste nada más, ¿por qué no?, no bastará nada más.

Fragmento de nueva novela…

Sabido es que escribiendo se puede llegar a cualquier parte. La gramática y la semántica se yerguen la una en un sistema de referencias posibles  la otra en una red de contenidos imaginables. Así,  el mundo de lo posible e imaginable se ha inaugurado y ha derribado los límites, para algunos imprescindibles, de aquella convención la más castrante de todas llamada “realidad”…