Publicado el

Naturaleza y solipsismo

La batalla que se da en mi cuerpo desde la materia más articulada hasta la más contrahecha, aquel devaneo externalizado como enfermedad que define un “deber” de lo vivo, una “ética del prevalecer”, o aquella transacción que sostienen mis pulmones con la atmósfera dibujando lo que de manera esencial representamos como “relación”, todo ello es una lucha sin tiempo en donde se enfrenta el arco uterino de una sensación original, de un inasible “objeto parcial”con la forma intransigente de la geometría abstracta:  supuesta continuidad del afuera. Es esta oposición una formula sincrónica que habla del mundo en tanto aquello asociado a la experiencia, asociado a la madurez de un “pese a mi persona”, sin embargo la exterioridad ha nacido tarde y no existe forma de re andar el perímetro de aquello que se ha respirado, no existe forma de refundir el cuerpo con el mundo una vez que la piel ha existido. Una vez que padecemos, ahora si… su duración.

Anuncios

Acerca de sebastiandiazrovano

"Creo fervientemente en la revolución, no como parricidio moderno, sino más bien como excedente de sentido".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s