Publicado el

Rubi

Ayer caminaba en un doblez oculto de la noche, pude percibir que todo estaba ahí de un solo golpe y sin embargo toda esa realidad que insiste silenciosa se veía amenazada por cierta desconfianza,  percibir ahora era abandonar la duda y amar el  eterno rincón olvidado al lado de la cuneta.

Éramos invisibles en cuanto vegetales, parados cada uno en su posición definitiva habíamos devenido plantas…  se acercaban y nosotros no podíamos más que padecer la quietud, nos vieron, se asustaron, nos tomaron por locos o simples arbustos. De pronto ella se acercó, nos preguntó que que hacíamos, dejo de ser un simple humano para penetrar nuestra improvisada anima vegetal, titubeamos y explicamos que paseábamos… luego se la llevaron. Quedamos solos amando la condición limite que nos permitía ser arboles y personas, comprendimos que era uno de los nuestros.

Se atrincheraron en la utilidad urbana de una plaza de madrugada, bebían y reían, era una sola gran constelación de movimientos torpes y predecibles. Decidimos investigar, llevarle un regalo a nuestra apenas descubierta criatura y así sacarla de esa quietud histérica de aquella sociedad escandalosa, caminamos con paso firme hacia ellos, yo vestía mi bata azul, mi gorro de fieltro y mis pantuflas, en mi mano llevaba un diente de león para ella, para su planeta.  Con seguridad y lentitud entramos en aquella efímera aldea, perros vienen a recibirnos, me miran, y uno de ellos levanta su pata y me la entrega con mirada tierna y segura, es como si siempre nos hubieran estado esperando…. La gente en sus bancas ríe y no disimula, nosotros tranquilos buscamos sus ojos para que Rubí pudiera soplar las semillas, para que su humanidad se entretejiese con nuestras hojas, con nuestros rastros, con nuestro florecido amor.

Anuncios

Acerca de sebastiandiazrovano

"Creo fervientemente en la revolución, no como parricidio moderno, sino más bien como excedente de sentido".

Una respuesta a “Rubi

  1. Valeria ⋅

    Hermoso. Espero y escucho. Atesoro y deseo. Berlín demostrará tu vuelo. Que tan alto y lejos será es aún un misterio que es tu camino develar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s