Publicado el

Perpetuidad de la norma vs socializacion del cambio

“El verdadero sentido del entendimiento consiste justamente, nos dice Hume, en hacer sociable una pasión y social un interés…” (Deleuze citando a Hume)

El entendimiento comprendido en el marco social de Hume es el centro del intercambio del grupo, poder hacer sentir a otros la efervescencia de una causa y transmitir la consistencia de un interés viene a ser más que el simple ejercicio de comunicar lo personal; socializarlo quiere decir hacer sentir al otro su necesidad, hacerlo participe.

Dicha relación precisa de un piso mínimo en donde el entendimiento pueda concebirse en relación a una experiencia común, más abstracta que lo que prefija una ideología especifica, es por ello que un grupo de jóvenes, en una época como la nuestra en donde existen miles de transversalidades mediáticas logran establecer un piso común claro y entendible que se funda en las posibilidades prácticas de agregarse pese a orígenes sociales, religiones o el mismo espacio geográfico. En síntesis es un piso basado en la abstracción formal y erigido en motivos reales, innegables, comunes a todos en la diversidad.

En este sentido creo que es fácil subrayar la nobleza de lo que pretende lograr una demanda de educación en nuestro contexto nacional más allá de quien este detrás; el derecho transversal a educación de calidad es un fin universalmente loable, también es fácil valorar la profunda convicción y sobre todo tenacidad que jóvenes demuestran día a día en la lucha por esta causa. El merito mayor a mi juicio es el hacer de lo ideal una vía alternativa de lo real, es decir creer en la posibilidad y hacerse cargo de ella.

Hilando un poco más fino me parece que un merito particular de este movimiento es la forma inicial desde donde surge; una movilización motivada por problemas múltiples pero reales, des afiliada de partidos políticos y programas específicos, esta lleva el germen de todas las movilizaciones actuales en donde salen a la calle personas que nunca lo habían hecho antes. El descontento es la carta común que cuestionando la legitimidad de las instituciones se yergue como vía alternativa, fenómeno que dicho sea de paso, es de carácter global. La democracia, el estado, la educación y la salud han dejado de ser funcionales a sus propósitos intrínsecos y se han volcado a soportar la hidráulica del mercado, quedando muchas veces esos conceptos vaciados de sentidos cuales pieles de cambio de una realidad que ha quedado obsoleta.

Sin embargo debemos ser justos con los detractores. Describamos; a medida que el movimiento avanza las instituciones ejercen acciones para contrarrestar aquello que las cuestiona, se generan instancias artificiales de dialogo en donde el piso estructural sigue siendo el mismo,  el paradigma no cambia, por su parte el gobierno se toma del argumento del “orden público” para perpetuar un conjunto de instituciones que solo sirven a quienes las administran, pues soy de la idea de que el orden no tiene una forma predefinida ,más bien responde a costumbres, hábitos que en nuestro caso han sido fundados en el miedo y en la idea de que lo que existe es lo que debe ser, es decir que lo normal es lo natural. Todo ello siendo funcional a ciertos intereses  de un grupo pequeño claro está.

“…Los hábitos no son de la naturaleza pero lo que sí es de la naturaleza es el habito de contraer hábitos…” (Deleuze citando a Bergson)

El habito natural de contraer hábitos  es algo así como el instinto, en cierto modo animal del hombre por “fijar” la realidad, si bien el habito es un acción incluida en la cultura, un procedimiento con miras hacia algo, la repetición de dichas acciones establecen aquello que se invisibiliza como lo “habitual” y que en términos formales acaba forjando “lo normal”, dicha normalidad resultante de lo habitual es la que al hombre abriga y vuelve cómodo, la inercia de lo normal termina por establecer un juicio de valor que justifica la norma y hace de la costumbre lo deseable: “siempre se ha hecho así”.

Hoy día, frente a la problemática de la educación entre otras demandas reformativas aparece la oposición no de un grupo ideológico en el sentido de un contenido programático sino más bien la oposición natural entre norma y naturaleza. La trampa del asunto es que la norma es perpetuada por una inercia y lo natural viene a ser la actitud inevitable de cambiar aquello que ha sido validado solo por existir, perpetuación de una oportunista inequidad histórica.

“Los hombres se consagran con fuerza a las reglas generales y llevan a menudo sus máximas más allá de las razones que los llevaron primero a establecerlas” (Deleuze)

Aquellas reglas generales son las incuestionadas por la idea pretendidamente irreductible de lo normal, lo complejo ha de ser hacer comprender a otros que aquellas reglas (normas) fueron el resultado de una convención la cual tiene un origen coyuntural especifico el cual una vez revisado puede reafirmarse o desecharse pero para ello hace falta radicalidad y sinceridad para desmembrar el origen del  orden establecido.

La oposición entre los que desean el cambio y los que extrañan la comodidad de lo habitual, es la oposición del que cree en un mundo mejor y  suele no tenerlo, contra aquel que prefiere quedarse o con lo poco que tiene o con lo demasiado que posee, estos dos últimos momificados en la debilidad victimaria de una conciencia dormida o en el egoísmo habitual de una clase opresora.

Anuncios

Acerca de sebastiandiazrovano

"Creo fervientemente en la revolución, no como parricidio moderno, sino más bien como excedente de sentido".

Una respuesta a “Perpetuidad de la norma vs socializacion del cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s