Publicado el

cabello

Encontré un cabello laaaargo, delgado y rubio en la manga del chaleco que llevo puesto. El chaleco no es mío, es de mi prima, quien tiene el cabello café oscuro y corto.

No pasa de ser una constatación insignificante pero al mismo tiempo llena de misterio e intimidad. Un cabello no es simplemente algo que uno lleva puesto junto a cientos de miles del mismo género, además un cabello es parte viva de nuestro cuerpo, un pedazo de cuerpo olvidado, el cual antes tuvo una vida domestica en donde se aleccionaba al susodicho para conseguir los efectos más extremos. Un pedazo de cuerpo abusado solo por el extraño hecho de no sentir, o al menos de no comunicarnos su dolor, así como las uñas sus compañeras de abandono. Miembros que escapan de nuestra unidad, que se extienden cual raíz buscando el sustento. Pero ¿Qué es lo que buscan realmente los cabellos?, agua? Luz? o la simple distención material de una gravedad que los alega como propios.

Son un total misterio, los cabellos van ordenados por fuerza de repetición, pero se nos ha enseñado a concebirlos bajo regímenes extremos: forma e higiene, dos instituciones humanas que regulan el cabello y lo vuelven escritura. Si, es cierto se puede utilizar todo el cuerpo, pero la actitud ajena del cabello es única, su quedar olvidado en las ropas, luego de haber sido el protagonista de la plenitud más intima junto al rostro del ser amado no deja de ser una experiencia intrigante.

Vuelvo al cabello solo, aquel abandonado que puede decirnos algunas cosas de su origen pero que ha perdido su territorio, lo escruto y busco en él una explicación de alguna historia, un relato de vida que en su evidencia dé certezas de algo, de otros, de cuerpos activos que no llamaré vivos para no segregar los tejidos, los órganos y sus funciones.

Anuncios

Acerca de sebastiandiazrovano

"Creo fervientemente en la revolución, no como parricidio moderno, sino más bien como excedente de sentido".

9 Respuestas a “cabello

  1. Jaime

    Me gusta el estilo de ese escritor, gracias por haberla compartido con la comunidad online

  2. a propósito de pelo

    saludos!

  3. Juan M. Vidal ⋅

    este siguiente pelo sería un excedente de sentido?:

    no puedo imaginar
    algo más normal
    que un pelo
    en el jabón

    pero tú
    armaste
    un escándalo

    entoces subí al baño
    para vaciar
    el papelero
    sobre el piso
    de baldosas

    revisando los papeles
    caídos
    sobre el piso
    de baldosas,
    encontré
    el famoso pelo

    en la punta de los dedos
    lo sostuve
    y bajé las escaleras

    ya no estabas

    entonces pude mirar
    bien, muy bien
    este púbico pelito,
    este inocente,
    muerto
    en nuestras guerras
    o guerrillas,
    esta bandera
    quemada

    hace ya un rato
    que sólo siento
    frío

    en los pies

    • es hermoso… me recuerda la historia del pelo de Cortazar, ese que le hizo “desarmar el mundo” para hallarlo… y tal vez es un excedente aunque mientras leía pensaba: el excedente es muy conservador, no se compromete, excede como quien se pasa de la calle donde debía virar con la sola diferencia que no vuelve para hacerlo y menos se lamenta por ello.

  4. Toré ⋅

    El despojo consciente, segregación placentera de la automutilación, distintas formas y modos de autodestrucción: cabellos y uñas dentro de las mas sanas, comunes, masivas, aceptadas y hasta normadas, como bien tu ya mencionaste, incluso eran y son aun signo de status social; otras como extirpación de lunares, producción de vomito, liposucción, rinoplastias, abdominoplastia, reducción y aumento de mamas, botox, etc. aceptadas pero cuestionadas modificaciones….

    Cabello, pero no con suerte de azar, donde este queda olvidado en “algún lugar”, donde los cabellos como manzanas al debilitarse su soporte caen como “maduros” a ese lugar remoto de generación historial; sino el corte, el corte alabado y celebrado por otros, oh¡ te cortaste el pelo?, te ves bien. Uy¡ que te cortaste cortas las uñas… no importa que le cause dolor porque le volverán a crecer, es esa miseria del tener estos dos bienes renovables: el sufrimiento es no nada.
    Volviendo al goce de cortarse, de mutilarse el cuerpo. ¿Quién no ha experimentado en la intimidad del cuarto de baño, elemento cortante en mano, frente al espejo, concentrado, la delicadeza de cortarse?… el cabello, los bigotes, los vellos nasales, cejas, patillas etc. en pos de la belleza?, y cuando el filo de aquel metal roza mas allá y genera el corte, rasga la piel y la sangre recorre haciendo surco, el reflejo devuelve la mirada herida, pero el cuerpo tras solo un ay¡ corporal, la mente: un autoinsulto (otra amputación) , sigue en su misión de embellecer. ¿Cuál seria sino es esta vana y superficial razón el motivo de despojarnos de nosotros mismos, con tal felicidad?, donde el sufrimiento de aquel hecho no significa sino mas bien se re. significa al placer.
    Eso me recuerda un texto teatral de una obra llamada: La cautivante mirada de los chanchos de Marcelo Islas, que dice:
    “Sufrir es la forma suprema de tomar en serio el mundo. Sin embargo, a medida que crece el sufrimiento, mas aprendemos que no vale la pena que lo tomemos en serio. Así nace el conflicto entre las sensaciones del sufrimiento que atribuyen a las causas exteriores y al mundo un valor absoluto y la perspectiva teórica, surgida del sufrimiento, para la cual el mundo no es nada. De esa paradoja del sufrimiento no hay posibilidad de escapar.”

    • wow… hermoso texto el de Islas! me gusta su lenguaje, me identifica, eso si creo se aleja un poco de esta reflexión errática que pretende reconstituir la historia de la vida de un cabello, finalmente en el pequeño mundo descrito el cabello es “mudo” en tanto “otro” pero a al vez es develador de un otro del cual el es deudor, ahí el sufrimiento queda relegado a lo indirecto, en fin, me gusta lo que ocurre…

      • Toré ⋅

        Realmente y en estricto rigor el texto mencionado no es de autoria de Islas, él lo ocupa en la obra de teatro que mencione, el texto es de Émile Michel Cioran, pensador Rumano. (desde mi: excelente de leer, influenciado por , Nietzsche, Schopenhauer; notable depresion post) jej¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s