Publicado el

En el lugar del otro…

           “El comparte las penas de sus semejantes; pero esa participación es voluntaria y dulce. Goza a la vez de la piedad que tiene por sus males, y de la felicidad que lo exime de ellos; se siente en ese estado de fuerza que nos extiende más allá de nosotros, y nos hace llevar a otra parte la actividad superflua para nuestro bienestar. Para compadecer el mal ajeno, sin duda hay que conocerlo, pero no hace falta sentirlo” (Rousseau en Emilio)

En clave derrideana seria:

“cuando la presencia sensible es excedida por su imagen, podemos imaginar y juzgar que el otro siente y sufre. Y, no obstante, no podemos entonces -ni debemos- experimentar simplemente el sufrimiento ajeno mismo” (Derrida en De la gramatología)

Anuncios

Acerca de sebastiandiazrovano

"Creo fervientemente en la revolución, no como parricidio moderno, sino más bien como excedente de sentido".

4 Respuestas a “En el lugar del otro…

  1. Trini ⋅

    Desde la verdad de la mentira se puede sentir la verdad.
    Arrancado desde el mismo planteo: ¿que fue primero imagen o idea?

    • respecto a al verdad Lacan plantea algo devastador para la lógica formal y fundamental para el psicoanalisis: “la verdad tiene estructura de ficcion”…es hermoso, ahora yo pienso, siguiendo a Derrida, que el preguntarse por que fue primero entra en el orden del “orden” es decir en la naturaleza del pensamiento occidental, la sucesión y el tiempo, en ese sentido la idea seria la fundante, pero no necesariamente primera (e ahi la aporia), y la imagen: mimesis siempre actual o en clave Sartreana: imagen como conciencia, es decir como plenitud intraducible (el polo opuesto a lo semiotico)

  2. adoro estas aguas! como bien sabrás el tema de Derrida es la escritura… vive y muere para ella, en este sentido cabe una salvedad sintáctica de tu comentario “la imagen” que excede la presencia sensible no es necesariamente (para Derrida) imagen -de- la presencia sensible, el habla simplemente de imagen puesto que en su calidad de excedente de la experiencia (presencia sensible) deviene escritura: mandato estructural, control político y regulación normativa, en resumen sustento antropológico para el juicio, en este sentido (el de Derrida) claramente lo ético queda rezagado frente al limite abstracto entre naturaleza y cultura (léase capitulo sobre la critica a Levy-Strauss)

  3. Juan M. Vidal ⋅

    uuu, en aguas de las más densas elegiste navegar ahora, que considero en la frontera misma de lo posible de ser narrado en la perspectiva de Derrida, y de lo más cercano a Husserl porque, quién esteblece que se ha producido un exceso suficiente en la imagen de la presencia sensible? o peor aún, dónde se produce y se constituye? el tema escapa por lejos al problema digamos ético y se instala creo en la discusión sobre la factibilidad, o no, de una metafísica y apriorística…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s